empresa

Sulfato de cobre (CuSO4)

Chef -CEOSulfato de cobre (CuSO4), blanco y amorfo, cuando está anhidro.
Se presenta cristalizado de color azul hidratado con cinco moléculas de agua (vitriolo azul o piedra azul.

Las aplicaciones de este producto son variadas, siendo las principales en el sector agrícola, zootécnico, químico, textil y metalúrgico, tales como las siguientes:

  • Corrección de deficiencia de falta de cobre en suelos, micronutriente de plantas, reservorios y piscinas, complemento nutritivo en alimentación de animales de granja
  • Tratamiento químico de aguas.
  • Micronutriente mineral y catalizador cúprico en la preparación de productos farmacéuticos.
  • En solución para baños galvánicos.
  • En la producción de colorantes y pigmentos.
  • En la producción de vidrios y espejos.
  • En la industria metalúrgica (flotación de minerales de plomo y de cinc).
  • En la producción de circuitos impresos de cobre.

 

El sulfato de cobre y su uso en la industria

El sulfato de cobre II también llamado sulfato cúprico (CuSO4) es un compuesto químico derivado del cobre que forma cristales azules, solubles en agua y metanol y ligeramente solubles en alcohol y glicerina.
Su forma anhídrica (CuSO4) es un polvo verde o gris-blanco pálido, mientras que la forma hidratada (CuSO4•5H2O) es azul brillante.

El cobre por naturaleza es un mineral que se encuentra de forma natural en muchos alimentos, incluidos los vegetales, las legumbres, las nueces, los granos y las frutas, como también mariscos, aguacate y carne de res (vísceras como el hígado). Debido a que el cobre se encuentra en la corteza terrestre, la mayor parte del agua subterránea y del agua superficial de todo el mundo que se usa para tomar contiene pequeñas cantidades de cobre.

El sulfato de cobre II es usado en la industria para el tratamiento de aguas en donde su uso es empleado como alguicida, teniendo también numerosas aplicaciones tales como: fabricación de concentrados alimenticios para animales, abonos, pesticidas, mordientes textiles, industria del cuero, pigmentos, baterías eléctricas, recubrimientos galvanizados (recubrimientos de cobre ácido por electroposición), sales de cobre, medicina, preservantes de la madera, procesos de grabado y litografía, la industria del petróleo, caucho sintético, industria del acero, tratamiento del asfalto natural, y colorante cerámico.

El sulfato de cobre es tóxico por ingestión, induce el vomito y es irritante cuando se tiene contacto prolongado con la piel o los ojos. El envenenamiento agudo de cobre es un suceso raro y sólo ocasionado por la ingestión accidental de soluciones del cobre o nitrato de sulfato de cobre. Las sales anteriores y aquellas sales orgánicas de cobre son poderosos eméticos (sustancias que inducen al vómito) por lo que las dosis grandes que se ingieran de manera inadvertida son rechazadas normalmente.

El envenenamiento de cobre por la ingestión en alimentos es también muy raro y los pocos informes existentes se refieren a pacientes con enfermedades del hígado. La capacidad del hígado humano saludable para excretar cobre es considerable y es la principal razón por la que ningún caso de envenenamiento crónico de cobre se haya reportado.

En fin, el cobre contribuye con el medio ambiente por ser un material cien por ciento reciclable. De igual manera, es un bactericida natural, por lo que no impacta en el ambiente, contaminando o agregando contaminantes dañinos para cualquier ecosistema.